02 febrero 2010

¿POR QUÉ?


Si el infinito fuera eterno, el cielo fuera divino y las palabras brotaran como espuma, que dichoso seria, al saber que tengo un solo sueño que puede ser realidad; por qué el sino me pone estas barreras en el camino, por qué teniendo un amor casi divino, tanto sufrimiento tengo que soportar. Creo que mi vida es una quimera donde el que la dirige no soy yo, sino al que lo llaman “el superior”, “el que todo lo sabe”, y me esta castigando, aunque no castiga; me esta haciendo sufrir, aunque no lo gusta el sufrimiento; me esta matando, aunque me deje vivo. No me quiero ensañar con alguien que no sé si esta vivo, o que tal vez existe –aunque lo pongo en duda- pero tampoco voy a dejarme sucumbir por el sufrimiento, aunque de eso se trate mi vida, solo quiero eximir esta carga que no me deja dormir, ni tener sexo tranquilo –claro porque si no, no se puede- aunque las personas que me rodean, piensen que soy un ser risueño, y que la felicidad se me escapa hasta por los poros; aunque yo creo que la felicidad es como el amor, porque todas la quieren, pero nadie la consigue plenamente.
Me considero un ser díscolo, de nacimiento o tal vez me acostumbraron a ser rebelde conmigo mismo, porque nunca he estado conforme con lo que tenia a mi alrededor, a todo siempre he querido cambiar de posición y de espacio; así como a las estrellas y el sol, como a los tristes y melancólicos, así como a los felices, a los gays y lesbianas, a los mojigatos y promiscuos, a un tal Luis o también a un eximio Sebastian –aunque no exista-, todo a mi alrededor gira, pero no para bien ni para mal si no para simplemente cambiar; aunque la princesa de un cuento me diga que cambie para bien y no le haga caso, aunque muy al fondo mío me duela, no cumplir sus ordenes; ese soy yo.
También histriónico frente a la sociedad, digo, por qué mostrarles mi verdadera apariencia, que ni yo mismo puedo soportar, por qué mostrarles a ese ser que jamás a nada puede llegar, por qué ser uno mismo, con qué finalidad; acaso a un cielo pretendo llegar, porque ni miedo al infierno tengo o tal ves puedo odiar, por qué dicen que voy por el sendero del mal, por qué mierda a mi vida otros pretenden llegar, por que carajos esta sociedad es una porquería en la cual ya no quiero habitar, por qué me quiere tanto esa chica, que mucho daño pude causar. Por qué amo a esa persona, por qué amo a mi mamá. POR QUÉ…. (soy la conciencia de un ser, que a nadie quiere llegar)

PS: PERDON POR NO SER COMO QUIERES

(LUIGUI)

1 comentario:

Isaac Ore dijo...

por qué simplemente , una eterna afliccion .


Todo el mundo puede escribir , todos , hasta el panadero de la esquina , pero para escribir, a que sufrir , a que llorar mares , para escribir te tienen que haber caido latigasos de cientos de pendejadas , por que honestamente uno siempre espera el estío .


Isaac Oré